Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 24 de junio de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
el recoveco intelectual
gonzalo daniel ROSAS PAZ
santa fe capital - argentina
me llamo gonzalo , tengo 24 años ,,me gusta leer, viajar , salir a bailar, casi soy abogado, y un diletante total
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Mayo 2010
javier (cuento)
tipo que mira a otro mientras habla
averest
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Entrá a Radio La Quebrada

Últimos comentarios de este Blog

13/11/09 | 09:40: gustavo / amor y olvido dice:
Bueno Gonzalo va mejorando,, lo mistico es algo muy remanido,, y en general estamos muy descreidos,,pero una oraciòn asi nunca viene mal,, seguimos buscando el camino,, un abrazo,,, Gustavo.....................
11/11/09 | 03:15: Albin (blog deambulador nocturno) dice:
me parece que tu estilo es gótico, y adhiero. Salut
10/11/09 | 12:01: stella Maris (detrasdelespejo) dice:
Hola Gonzalo! y BIENVENIDO a este lugar de soñadores, bueno algunos otros no tanto, pero en la diversidad esta el gusto. Me gusto tu trabajo sobre la melancolia, pero los años me enseñaron que quedarse mucho en ella no es bueno termina por no dejarte hacer nada te mando un saludo, y si un verdadero dilettante
Vínculos
Angelito & Machájhuay Angelito & Machájhuay


La narración posee el rasgo inicial de un pistolero salido de la cárcel, que s&oacu... Ampliar

Comprar$ 45.00

Entrá a Radio La Quebrada

el recoveco intelectual





Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

javier (cuento)



Javier, solia agazaparse en su departamento hallado en un lugar céntrico de buenos aires,( Av. 9 de julio y corrientes) , para ser mas preciso. De allí contemplaba con un dolorido extasis la belleza de las mujeres que pasaban , ,  la mayoria de ellas, hacian que su corazón se retorciera de un dolorido extasis , casi mas ofuscante que placentero, aquello era una especie de adicción visual, que sumia a su cerebro en confines de suplicio que le resultaban insoportables. Pues su realidad arida, y deseperada , pero no por eso menos fascinante, contemplaba expectante aquel lugar frágil, de supuesta paz, y belleza, como una flor rojiza que se cayera a un pozo ciego. Aquellos mundos, casi nunca solían tocarse, pues, la belleza intelectual, se asimiliaba a uno de los mundos inaccesibles, imperceptible a la simple vista . Mientras la otra presentaba toda su nimiedad pero absolutamente perceptible.

¿seria capaz una persona, propia de los abismos poeticos, y espirituales,  capaz, de alcanzar aquel otro terreno sagrado? Y si fuera asi ¿para que? ¿para corromperlo y que se confundieran?

Javier atribuia , a esta extraño mundo conformado, por las ninfas celestiales, la posibilidad de albergar en si, a alguien que reuniera ambas cualidades: la belleza interna y la externa. Eso por otra parte , le parecia algo bastante difícil de hallar, incluso diabólico, y absolutamente perjudicial, para una sensibilidad como la suya

El , un tipo mediocre que intentaba hallar lo que sabia imposible, sumido en sucesivos intentos desesperantes ,siempre demasiado lúcido para anticipar, los constantes rechazos, pero nunca lo suficientemente estúpido para abdicar en esta busqueda

Este señor , de treinta años, de mirada cruel , lujuriosa, tierna y triste . Se hallaba absorto e impaciente, contemplando aquellas mujeres tan hermosas, A veces se decia, que era su estupidez la causa de sus problemas, al idealizar seres pateticos que no veian en el, mas que la causa de una sonrisa, o simplemente un confidente de cotillón. Otras presuponia, que una falta de afecto era lo que fundaba aquel dolor que sentia al observar a una mujer bella y angelical

Por lo general, él, salía los dias de “descanso” a tomar algo en las galerias, que se encontraban sobre 9 de julio, y cerrito, saliendo airoso y apuesto según una su propia endeble concepción, , pues al abrir la puerta para escapar de su guarida, el  salía siendo un dandy (repasando posibles contestaciones ocurrentes y apropiadas que sería capaz de decir)

Pero al transitar por esa galeria , durante un sabado soleado , acribillado, por miradas fugazes y nunca sugerentes, Javier retornaba a su departamento siendo tan solo un niño, lloroso y desamparado, o lo que a estos fines es igual, un anciano

La ciudad lo recibía siempre con toda su vacuidad: esta estaba rodeada de una  majestuosidad arquitectonica,y por bares, amplios, y concurridos, con pisos de madera vieja, que intentaban preservar aquel glamour de viejas epocas, donde estos servian como templos, para el inicio y ruptura de relaciones humanas, de la gente rica, de los barrios centricos.

 Sobre la ancha Avenida 9 de Julio, la modernidad, se abria paso : se habian erigido grandes comercios, con carteles luminosos, que hacian contraste con la edificación colonial propia de epocas pasadas, dandole a la ciudad, un aire exquisito y bohemio . los ruidos, contantes se asimilaban a una especie de melodía, que producia la sensación de compania y de movimiento. mientras un insodable silencio, recorria la distancia que había entre los cuerpos, que se crusaban con miradas, que exigian una explicación de los otros , sin poder, a su ves , darlas

Los peatones ivan y venían, con sus problemas trascendentes y personales pero ínfimos ante tantas personas ,  a veces atravesando anchas avenidas , de frio hormigón, mientras en  cielo era cubierto por un  asombroso papel tapiz gris que se erigía sobre el cielo, cubriendo sombreros y cabelleras coloridas, dándole a todo un aire melancólico y sugerente , motivo de exaltación y desgracia., para Javier

Otras veces , los dias eran calurosos, y las ninfas semidesnudas, cubiertas por paños menores, incitaban la lujuria, sobre Javier, produciendole el reverso de un mismo sentimiento, quizás un tanto mas agresivo u obsceno

No habia estado atmosferico, dia de la semana , o situación anímica capaz, de liberar a Javier, de la desdicha de sentirse deseoso, frágil e incompleto. Como quien padece un constante estado de abstención hacia algo a lo que es adicto, solo que en este caso, aquello nunca había sido probado.

La piel del ser ajeno, se transformaba así,  en una nueva cárcel, siendo el envoltorio, de una contención estetica, un motivo de felicidad ,imposible de hallar  en los tugurios ancestrales, que llamaban prostibulos.

 Aquellas casas dejaban muy bien en claro, de que todo en este mundo, puede tener precio, pero realmente ¿lo tenia?

Javier habia intentado consumir  migajas de amor, allí,  pero llegó a la consumación de algo que ni se le parecía

Este señor, era un ser culto, y quizás un poco atractivo, pese a que , las constantes desgracias subjetivas le dibujaran esas marcas que llevaba en la frente , y a los costados de los ojos, sobre el rostro.

 El guardaba sobre su corazon, kilómetros de trabajo y de horas libres cubiertas por placeres futiles.

Al comenzar el dia, el  veía amanecer,  desde los inmensos ventanales de su morada, a una ciudad a sus ojos, siniestra, rodeada por infelices tipos tediosos y cansados, que llevaban de la mano a  mujeres de rostros rencorosos o a algún par de crios,

El tiempo pasó y Javier, terminó encontrando a una mujer absolutamente angelical que , puso en su frente , un paño que atemperó su fiebre y su ambición sentimental.

Vivió exactamente tres semanas de lo que mas se le podia parecer al estado mental que habia anhelado: Sofia, una joven de 25 años de edad , morena , de ojos celestes .,pasó cada minuto de esos dias, amandolo, a veces mientras trabajaba o también sobre una cama, que una ves como tantas otras, volvía a servir de salvoconducto

Javier estaba sentado, sobre un viejo catre, mirando el ventanal, con aquella mirada que preservaba los vestigios de su antigua, y sanada melancolia, o vaya a saber el nombre de aquella herida retorcida que comenzaba a sanar.

Parecia ser una madrugada como todas, salvo por el echo de que a las tres en punto sonó el telefono

-         hola

-         hola

-         quien es?

-         Soy aquel por quien no dormiste nunca, ese que te cobijó y te comprendió . y aquel que no promete salvación pero ,  quien sirve de excusa a los oscuros deseos de todos los hombres. 

Javier, un tanto molesto por esa llamada inoportuna, subió su vos a un tono, que el presuponía hostil e intimidante:

-         bueno,  ¿que querés? ¡decime quien sos!

-         Soy yo, el dueño de tus primeros gemidos de placer y tambien del  dolor proporcional,  que culmina con él.

Te tocará preservar tu orgullo y entregarte al miedo, o resignarte a los placeres que te hacen mas endeble. La decisión es tuya, te espera un largo viaje

-         ¡Voy a cortar¡

su interlocutor, ya también impaciente, contesto:

- Soy el diablo, el conductor de la barca de cada momento de ensoñación tuya ¿creias que nunca deberias pagarme?

Javier, atónito, sintio un escalofrio, demasiado intenso, como para responder a una duda, pues el de alguna manera quizás intuitiva e incoherente, sabía que aquel llamado (quizas menos explicito) le llegaria algún dia, y preguntó casi disimulando la respuesta:

-         ¿y que pecado cometí , que ameritara, un llamdo tuyo?

- la ambición sentimental, y el no reconocer la verdadera felicidad, cuando la tenías.

Javier, sonriendo amenazante dijo:

-         y que debo pagar, te agradeceria que me llamaras y me lo dijeras mañana

-         no va a hacer falta (susurró aquella vos siniestra)poniendo fin a la comunicación

 

capitulo 2

 

Desperté un dia creyendo que seguia soñando o quizás soñé algo tan convincentemente real, que me llevó a realizar el acto mas trascendente de mi vida, en el mundo concreto

Estuve de un momento a otro, naufragando en un inmenso océano, de aguas de un color verde esmeralda, donde parecia poder divisar, todo lo que mi amada, veía.

¡ohh que terribles tormentos pasé , observando como ella me buscaba , sin poder decirle que estaba naufragando en los confines de sus ojos , viendo todo lo que ella veía, mientras vientos garrafales, de color violaceos atravesaban mi cuerpo fantasmal. ¡Ho dios , que realidad inverosímil y nefasta estaba experimentando, incomparable sin embargo con los tormentos que vendrian!.

Aquella paz tortuoza y enloquecedora, que se extendía sobre dias interminables parecian hilar lentamente mis pensamientos , hacia la locura , si es que esta no se había extendido ya sobre todo mi ser

Durante las noches, lluvias, de cristales brillantes , con dientes, me mordian los labios, y seres simillares a delfines, con manos , lloraban suplicando amor, y me pelliscaban los ojos, hasta que yo, dolido y hastiado , gritaba, hasta que amanecía y comenzaba a naufragar observando sobre aquellas aguas , todo lo que observaba mi amada. ¡dios, pensar , que no suponía algo mas terrible!

Durante casi cuatro dias , pasé sin comer, pidiendo ayuda, y luego clemencia , a fragatas que pescaban simios musculosos, en ropa interior y que sobrevolaban el cielo soleado , como pájaros

Una especie de fiebre , que era como un hastio mental y muscular, sumado a la debilidad que mi  hambre voraz e insatisfecha producía, me terminó tumbando sobre la barca , mientras los delfines, y la lluvia llegaban y hacian que me tuviera que parar a duras penas, para defenderme

A veces , algo así como una niebla o brisa marina, se interponia entre la barcaza y el océano, y me impedía ver lo que mi amada, miraba , estas eran como nubes y a veces esta era tan espesa que llegaba a cubrirme el cuerpo, y al entrar en contacto mis labios con ella, yo podia percibir un gusto salado y caliente.

Así, pasaron cuatro dias y cuatro noches, interminables, hasta que llegó el fin del viaje , el momento mas terrible y definitivo de esta travesía.

Mi percepción del mundo externa se veia, entrecortada por una serie de instantes de oscuridad, que eran casi imperceptibles, diría que no alcanzaban a durar un segundo.Eran tan repentinos y rápidos, que uno apenas podía percibirlos

Los delfines, las fragatas, las brizas marinas, todo comenzaba a parecerme casi soportable , incluso comenzé a sentir una especie de fraternidad con estos seres y con este abominable, pero bello nuevo mundo

El quinto y ultimo dia, amanecí tendido, con el cuerpo dolorido y los labios carcomidos por la fiebre, pero feliz al ver la ciudad, desde aquella ventanas que eran mis antiguos lentes, con los que observaba al mundo, pero enseguida me disgusté al ver mis cosas llendo a ser vendidas.

Ello me produjo en un comienzo una sensación de indignación de la cual enseguida me avergonzé, mi amada, aquella por quien yo aguantaba la vida , o la muerte en este mundo,

estaba vendiendo mis cosas, aquello seguro tenia una explicación y algo me decia, que pronto volvería a verla, estando yo , fuera de sus ojos

Ese terrible dia, avisté algo nefasto , que quizá era la antesala de mi ultima pesadilla. Se acercaba hacia mí, un agujero negro, donde parecia no haber nada, Mi barca parecía dirigirse allí irremediablemente , debido a un embudo que se estaba formando sobre las aguas ¡dios, ojalá eso hubiera alcanzado a llevarme antes!

Comenzé a remar con las manos con sentido inverso a la corriente, esperando escapar, inútilmente, yo calculaba que si todo seguía así , seria absorvido , después del anochecer.

Aquella noche no fue ciega, mis manos pararon de remar, cuando aquel océano, exhibía mi ultima desgracia.

Observé algo que eran como ojos demasiado cerca, y una mano que pasaba por enfrente, luego piel, y mas piel y finalmente ,  un ombligo, que se alejaba y se acercaba , con demasiada rapidez

Grité como nunca lo había echo, llorando, como suponiendo que aquellas lágrimas desharian lo que estaba pasando, pero era en vano.

Una absoluta sensación de desesperación y de odio, me acabó enmudeciendo, y simplemente me arrojé , a aquel océano verde esmeralda. Mientras el circulo negro seguía chupando a los delfines , a la fragata y a la briza marina.

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS